Entradas

Carta de despedida como director de la oficina Sōtō Zen Europeo - Giuseppe Jiso Forzani

Lunes, 13 de abril de 2015


Queridos Amigos y Amigas.


El comienzo de la primavera coincide este año, en mi caso, con el fin del encargo como director de Oficio europeo del Budismo Sōtō Zen. Con ocasión de esta contingencia de un fin y de un comienzo, permitirme dirigiros algunas palabras de despedida.


Os agradezco, individual y colectivamente, por la compañía que hemos mantenido en el transcurso de estos años. Ha sido para mí una buena compañía, bajo el lema de la franqueza y de la paz.


Quiero además añadir algunas consideraciones, que son también la síntesis de lo que he escrito a comienzos de este año, en la carta de despedida dirigida a los responsables del departamento internacional del Shūmuchō de Tokyo del que la Oficina europea depende.


El Sōtō Zen europeo ha tomado gradualmente una forma institucional bastante definida, Esta forma no se ha originado para perseguir un objetivo común y siguiendo un diseño orientado a realizar aquel fin, sino por una exigencia, sentida inicialmente p…

La perpetuada patraña del zen

Cuando el maestro zen Taisen Deshimaru viajo de Japón a Paris en 1967, trajo  la preciosa semilla del zen. En este momento el verdadero zen en Japón, segun el propio maestro zen Kodo Sawaki,   estaba moribundo. Deshimaru venía con la misión que su maestro Kodo Sawaki le había confiado, plantar en Europa una nueva semilla del zen.
La más pervertida versión del zen se había asentado en Japón. Un zen ritualista e institucionalizado que había perdido la frescura del zen original; el zen de Bodhidharma,la medula del zen: un zen sin tapujos, sin artificios,  sin necesidad de la apariencia, simplemente zazen transmitido de corazón a corazón (I shin den shin) , sentarse en la posición  del budha. El zen que maestro Deshimaru trajo era el zen de Kodo Sawaki, de Dogen y de Bodhidharma.  El zen sin apariencias, libre de instituciones, de rituales y de necesidad de ser reconocidos por nadie mas allá del amor y respeto a los patriarcas y a  la naturaleza de budha, que en esencia es nuestra verdad…

Anapanasati Sutra (Discurso sobre la atención consciente en la respiración )

[Sección introductoria] [1] {144} Esto he escuchado: En una ocasión, el Bienaventurado estaba morando en Savatthi, en el Parque Oriental, en el palacio de la madre de Migara, junto con varios de sus conocidos ancianos discípulos: el Venerable Sariputta, el Venerable Maha Moggallana, el Venerable Maha Kassapa, el Venerable Maha Kaccana, el Venerable Maha Kotthita, el Venerable Maha Kappina, el Venerable Maha Cunda, el Venerable Anuruddha, el Venerable Revata, el Venerable Ananda y otros conocidos ancianos discípulos suyos. [2] En esa oportunidad, los monjes ancianos estaban enseñando e instruyendo a los monjes nuevos; algunos de los monjes ancianos estaban enseñando e instruyendo a diez monjes; otros monjes ancianos estaban enseñando e instruyendo a veinte... treinta... cuarenta monjes. Y los nuevos monjes, habiendo sido enseñados e instruidos por los monjes ancianos, habían alcanzado los sucesivos estados de la alta distinción. [3] {145} En esa ocasión, el día del Uposatha del decimo…

Canto de la cabaña con techo de paja del maestro Sekito

Imagen
He construido una cabaña de paja
en la que no hay nada de valor.
Después de comer me echo la siesta.

Cuando acabé la cabaña apareció la mala hierba.
Ahora ha crecido y lo cubre todo.

El hombre de la ermita sin interior ni exterior,
vive en ella apaciblemente.
No quiere vivir donde vive la gente ordinaria.
No le gusta lo que le gusta a la gente ordinaria.

Aunque la choza sea pequeña,
contiene el universo entero.
En unos pocos metros cuadrados
un viejo ilumina las formas y su esencia.
Bodhisatva del Gran Vehículo
tiene una fe absoluta,
sin embargo,
la gente común duda sin poder impedirlo.

¿Perecerá o no perecerá esta cabaña?

Perecedera o no ahí está presente
el maestro original.
No reside ni al norte ni al sur
ni al este ni al oeste.

Enraizado en la perseverancia
no puede ser sobrepasado.

Una montaña iluminada bajo los pinos verdes
no se puede comparar
ni a los palacios de jade ni a las torres bermejas.

Sentado, con la cabeza cubierta, todo en él reposa,
de esta forma, este viejo monje de las montañas
no comprende …

Los Patriarcas del SotoZen

Imagen